Código de Conducta

                         

 

  

Código de Conducta del
Órgano de Fiscalización Superior
del Congreso del Estado de Tlaxcala

 

 
 
 
 
CÓDIGO DE CONDUCTA DEL ÓRGANO DE FISCALIZACIÓN SUPERIOR DEL CONGRESO DEL ESTADO
 
El presente Código de Conducta tiene como propósito orientar la actuación de las y los servidores públicos del Órgano de Fiscalización Superior en el ejercicio de sus funciones para promover un ambiente de trabajo basado en la integridad personal y profesional, así como fortalecer los valores contenidos en el Código de Ética del Órgano de Fiscalización Superior del Estado de Tlaxcala, que permita a la Institución mantener la credibilidad y confianza de la sociedad.

En ese sentido, el Código de Conducta busca fortalecer las disposiciones legales y normativas existentes, en concordancia con los preceptos establecidos por la Política Institucional de Integridad de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), con la finalidad de infundir en los servidores públicos el compromiso de tener una conducta idónea, basada en la honestidad, ética y profesionalismo en el desarrollo de sus actividades, y que incida en una buena imagen institucional.

En ese contexto, estamos obligados a adoptar de manera convencida y plena los principios contenidos en este Código de Conducta, los cuales consisten en institucionalidad, imparcialidad, economía, eficiencia, eficacia, respeto, tolerancia, imagen institucional, protección de la integridad física, probidad, legalidad y transparencia, con la finalidad de colaborar a la consolidación de una cultura gubernamental de legalidad, transparencia y rendición de cuentas.

 

Misión

Efectuar la revisión y fiscalización de los recursos públicos, ajustándose a los principios de legalidad, imparcialidad y confiabilidad, mediante auditorías financieras, de cumplimiento y de desempeño para evaluar la gestión pública y rendir el informe de resultados al H. Congreso del Estado.

Visión

Consolidar al Órgano de Fiscalización Superior como una entidad, objetiva, imparcial e independiente que fomente la cultura de rendición de cuentas claras y transparentes, con servidores públicos altamente capacitados y con una institución a la vanguardia en la fiscalización superior.

PRINCIPIOS:

  1. INSTITUCIONALIDAD
  2. IMPARCIALIDAD
  3. ECONOMÍA, EFICIENCIA Y EFICACIA
  4. RESPETO Y TOLERANCIA
  5. IMAGEN INSTITUCIONAL
  6. PROTECCIÓN DE LA INTEGRIDAD FÍSICA.
  7. PROBIDAD
  8. LEGALIDAD
  9. TRANSPARENCIA
  10. ACCIONES DE INCUMPLIMIENTO

1.    INSTITUCIONALIDAD.
Los servidores públicos están obligados a:

1.1.  Conocer y apegarse en todo momento al marco jurídico que rige a la Institución, así como a las políticas lineamientos y directrices internas que ésta emita.
1.2.  Sustentar su actuación en los principios contenidos en el Código de Ética del Órgano de Fiscalización Superior.
1.3.  Desarrollar con calidad, economía, eficiencia, eficacia y oportunidad las tareas que le son encomendadas.
1.4.  Atender y procurar el interés público por encima de intereses personales y particulares.
1.5.  Conducirse en todo momento con apego a la verdad, sin distorsionar u omitir información relevante para el conocimiento de los hechos.
1.6.  Informar a su superior jerárquico o a las instancias competentes sobre cualquier acto u omisión del que tenga conocimiento y que sea contrario a las leyes o a  las directrices internas que rigen a la Institución, incluyendo los preceptos de este Código de Conducta.

2.    IMPARCIALIDAD.
Es obligación de los servidores públicos:

2.1.  Ejercer sus funciones de manera objetiva, en forma ajena a prejuicios personales y sin permitir la influencia indebida de terceros.
2.2.  Actuar de manera neutral sin conceder privilegios o preferencias a persona o grupo alguno.
2.3.  Abstenerse de cualquier acción que impida el ejercicio de los derechos y la igualdad de oportunidades de las personas.
2.4.  Excluir cualquier actitud, motivación o interés que no sea el beneficio institucional.

3.    ECONOMÍA, EFICIENCIA Y EFICACIA.
Es obligación de los servidores públicos:

3.1.  Hacer uso racional de los bienes y recursos institucionales, contribuyendo a su utilización eficiente, eficaz y económica.
3.2.  Informar de manera precisa y oportuna sobre el ejercicio de los recursos institucionales que por cualquier concepto les sean entregados y hacer las  devoluciones correspondientes cuando proceda.
3.3.  Abstenerse de utilizar bienes y servicios institucionales para atender asuntos de carácter personal.
3.4.  Restituir las cantidades que en su caso, resulten por el abuso o el uso irracional de los bienes institucionales.
3.5.  Contribuir a la preservación del patrimonio y a la sustentabilidad del medio ambiente y de los recursos naturales, de acuerdo con las funciones que realiza.
3.6.  La fiscalización de la gestión pública ha de ejercerse como un proceso ordenado, sistemático y riguroso, que sea una garantía de la competencia con que debe efectuarse.

4.    RESPETO Y TOLERANCIA.
Es obligación de los servidores públicos:

4.1.  Conducirse con un trato cordial, digno, cortés y tolerante, atendiendo en todo momento los derechos, libertades y cualidades inherentes a la persona, tanto al interior de la Institución como al exterior, que propicie el entendimiento, armonía y el diálogo respetuoso.
4.2.  Abstenerse de manifestaciones, verbales, escritas, físicas,  o de cualquier otro tipo, que resulten ofensivas o degradantes para cualquier tipo de persona. 
4.3.  Evitar cualquier acto que resulte discriminatorio, incluyendo los motivados por el género, edad, condición social o económica, preferencia sexual, estado civil, lengua, discapacidad, preferencia política o religión.
4.4.  Evitar en el desarrollo de sus funciones oficiales el proselitismo o la inducción de preferencias e ideas personales, sean políticas, religiosas o de cualquier otro tipo, que resulten ajenas a las labores técnicas que tienen a su cargo.
4.5.  Evitar cualquier tipo de acoso sexual, físico, psicológico o laboral, o cualquier otra conducta que atente contra la confianza que una persona tiene en su propia dignidad.

5.    IMAGEN INSTITUCIONAL
Es obligación de los servidores públicos:

5.1.  Contribuir a preservar y elevar la buena imagen de la Institución, cuidando para tal fin que su actuación, apariencia y lenguaje sean apropiados.
5.2.  Participar en los programas de capacitación institucional a fin de fortalecer sus conocimientos y competencias profesionales.
5.3.  No utilizar la credencial que otorgó la institución para fines personales o de lucro, así como para beneficiar o perjudicar a terceros.
5.4.  No solicitar algún tipo de favor para detener o agilizar cualquier trámite ante algún ente jurídicamente fiscalizable o de la Institución.
5.5.  Colaborar en las estrategias de desarrollo y mejora organizacional, fomentando el trabajo en equipo y la efectividad de los resultados.

6.    PROTECCIÓN DE LA INTEGRIDAD FÍSICA.
Es obligación de los servidores públicos,

6.1.  Proteger la integridad física dentro de las oficinas institucionales así como cuando están comisionados fuera de estás. 
6.2.  Conocer y cumplir con todas las disposiciones, incluyendo las de protección civil, que tienen por objeto proteger la vida y salvaguardar la integridad física de  las personas.
6.3.  Abstenerse de realizar conductas negligentes que pongan en riesgo su propia seguridad o la de terceros.
6.4.  Conocer y acatar las directrices institucionales y los lineamientos del superior jerárquico que tienen por objeto fortalecer la seguridad en el desarrollo de las  funciones oficiales.
6.5.  Mostrar y preservar una conducta íntegra, prudente y profesional que evite contingencias o situaciones de riesgo.
6.6.  Verificar que los seguros institucionales que los protegen en caso de alguna eventualidad se encuentran vigentes, y cumplir con los requisitos establecidos en  las pólizas correspondientes.

7.    PROBIDAD
Es obligación de los servidores públicos:

7.1.  Desarrollar las funciones oficiales sin esperar ni solicitar más beneficios que los señalados en la ley.
7.2.  Apegarse a las directrices institucionales y a toda normativa aplicable que tenga por objeto evitar conflicto de intereses.
7.3.  Abstenerse de cualquier acción u omisión que implique:
    7.1.1.  Un acto deshonesto o fraudulento;
    7.1.2.  La falsificación, alteración y sustracción de registros de información, documentos o cuentas;
    7.1.3.  El ejercicio indebido de fondos, suministros u otros bienes;
    7.1.4.  El uso deliberado de información o documentación falsa;
    7.1.5.  El uso del cargo para obtener beneficios indebidos;
    7.1.6.  El uso o divulgación de información, documentación o de las actividades institucionales para obtener ventajas indebidas.
7.4.  Los servidores públicos están obligados a dar aviso a su superior jerárquico, respecto de cualquier evento que sea de su conocimiento y que implique algunos de los supuestos anteriores.

8.    LEGALIDAD

8.1.  Los servidores públicos sólo ejercerán las atribuciones que las leyes les otorguen, considerando que el respeto al estado de derecho es una característica inherente al servicio público.
8.2.  Con el fin de que se preserve la credibilidad y la confianza de la sociedad en la Institución, sus servidores públicos deben ajustarse a los ordenamientos legales y al espíritu de las normas de auditoría y de ética.

9. TRANSPARENCIA.

9.1.  Los servidores públicos respetarán las estipulaciones y restricciones que imponga la Ley, respecto al acceso a la información pública y hacía los datos personales.

10.    ACCIONES DE INCUMPLIMIENTO.

10.1.  Los servidores públicos están obligados a ajustar su conducta a los preceptos establecidos, en la inteligencia de que en caso de que se incumpla con las disposiciones previstas en este Código de Conducta, se realizarán las investigaciones y entrevistas correspondientes, con el objeto de proceder en términos de las disposiciones legales aplicables.

ENTRADA EN VIGOR DEL CÓDIGO DE CONDUCTA:

El presente Código de Conducta se publicará en la página de internet del Órgano de Fiscalización Superior del Estado de Tlaxcala, la cual es: www. ofstlaxcala.gob.mx y entrará en vigor veintinueve de abril de dos mil quince.

Tlaxcala de Xicoténcatl, a veintinueve de abril de dos mil quince.